Liga1: el fútbol al que todos hacen llorar, la columna del Plátano

Futbolistas sinvergüenzas, clubes irresponsables y estúpidos que se aglomeran en las calles para alentar a su equipo han condenado al torneo peruano a una pausa indefinida.

Cuando el fanatismo ha gangrenado el cerebro, la enfermedad es casi incurable”, frase de Voltaire, un escritor, historiador y filósofo francés. Y como si estuviera adelantado a su época, aquel juego de palabras explica por qué algunas personas actúan como animales en una situación tan delicada como en la que nos encontramos.

Reventar cohetes a medianoche por un par de minutos desde sus casas no es correcto, pero se puede entender, pues significa un desahogo y un escape al miedo constante que vivimos. No obstante, lo que es condenable es aglomerarse afuera del Estadio Nacional a manifestar un nauseabundo y altamente peligroso fanatismo descontrolado. Asimismo, esto solo fue la cereza del pastel. Hace no más de una semana, el exSporting Cristal y actual jugador de Cuzco FC, Ray Sandoval, protagonizó un bochornoso incidente en pleno toque de queda, jugadores de Binacional se reunieron en una cevichería a almorzar y el equipo de Juliaca dejó a su suerte a sus futbolistas cuando los mandó a buscar departamentos para cumplir con el torneo en Lima. ¿El resultado? Casos positivos de coronavirus en Binacional, y se le suman Sport Huancayo y Sport Boys. La lista de equipos aumentará, es seguro.

Detrás del fútbol no solo están los futbolistas, este deporte da trabajo a miles de personas. Con todo esto, nos mentiríamos al pretender culpar la para de la Liga1 solo a unos desadaptados que brindaron un espectáculo deplorable. Esto es culpa de la parafernalia que está conformada -además de los barristas que armaron una algarada- por clubes “chicha”, jugadores que no cumplen con los protocolos establecidos y de una FPF cuestionada.

Cuesta decir, pero no estamos preparados para llevar a cabo el torneo de fútbol peruano en medio de la pandemia de COVID-19. No estamos listos. ¿Lo estaremos? No lo sé, por ahora que vuelva la Liga1 es peligroso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *